Moody’s adquiere ZM Financial Systems y reafirma las capacidades de evaluación de riesgo de los bancos estadounidenses

NUEVA YORK--()--Moody’s Corporation (NYSE:MCO) anunció hoy que ha adquirido ZM Financial Systems (ZMFS), proveedor líder de software de gestión de riesgos y financiero para el sector bancario de los Estados Unidos. La transacción potencia la posición de Moody’s como líder en evaluación integral de riesgos al expandir el paquete de soluciones de riesgos empresariales de Moody’s Analytics, que ayuda a las instituciones financieras a tomar decisiones mejor fundamentadas.

El paquete de productos de ZMFS ofrece servicios y sistemas clave que los bancos y otras instituciones financieras emplean para modelar y gestionar el riesgo, como así también para tomar decisiones empresariales fundamentales relacionadas con la gestión de activos y pasivos, gestión de carteras, liquidez, solvencia y confección de presupuestos. Estas soluciones, mediante un motor de flujo de caja integral, permiten que los profesionales del sector bancario prevean y evalúen sus balances al analizar patrones de datos, modelar posiciones, operar con títulos y comprar y vender préstamos.

“Las avanzadas herramientas analíticas de ZM Financial son una fuente confiable de software de gestión de riesgo usada por los bancos estadounidenses, las cooperativas de crédito y los corredores de bolsa”, señaló Stephen Tulenko, presidente de Moody’s Analytics. “La incorporación de las capacidades líderes de gestión de activos y pasivos de ZM Financial amplía el liderazgo mundial de Moody’s en la evaluación de riesgos y nos ayudará a brindar apoyo a las instituciones financieras de todos los tamaños”.

La incorporación de ZMFS fomenta la evolución de las ofertas de Moody’s Analytics para el sector bancario de los Estados Unidos. Los productos de ZMFS complementan el otorgamiento de créditos y la calificación crediticia, la contabilidad, la gestión de carteras y las herramientas de previsión, incluidos CreditLens, ImpairmentStudio® y Capital Risk Analyzer, para conformar un paquete robusto de soluciones bancarias en los Estados Unidos.

“Unirse a Moody’s e integrar sus famosos modelos de comportamiento y económicos ampliarán en gran medida nuestras ofertas para las instituciones financieras”, manifestó Butch Miner, cofundador de ZMFS. “Juntos continuaremos desarrollando nuestras soluciones analíticas y seguiremos optimizando procesos para ayudar a los clientes a cumplir sus objetivos permanentes de gestión de riesgo y crecimiento”, agregó Dai Zhao, cofundador de ZMFS.

Moody’s Analytics incorporará a ZMFS en su línea de negocios de Soluciones de Riesgo Empresarial (ERS, por sus siglas en inglés).

La inversión se financió con efectivo disponible y se prevé que no afectará significativamente los resultados económicos del ejercicio 2020 de Moody’s.

ACERCA DE MOODY’S CORPORATION

Moody’s (NYSE:MCO) es una empresa de evaluación de riesgo global que permite a las organizaciones tomar mejores decisiones. Sus datos, soluciones analíticas y conocimientos ayudan a los responsables de la toma de decisiones a identificar las oportunidades y a gestionar los riesgos de hacer negocios con otros. Creemos que una mayor transparencia, decisiones más informadas y un acceso justo a la información abren la puerta a un progreso compartido. Con más de 11 400 empleados en más de 40 países, Moody's combina la presencia internacional con la experiencia local y más de un siglo de experiencia en los mercados financieros. Más información en moodys.com/about.

DECLARACIÓN DE «PUERTO SEGURO» EN VIRTUD DE LA LEY DE REFORMA DE LOS LITIGIOS SOBRE VALORES PRIVADOS DE 1995

Ciertas declaraciones contenidas en este comunicado son declaraciones prospectivas y se basan en expectativas, planes y perspectivas futuros para los negocios y operaciones de Moody’s Corporation (la «Compañía») que involucran una cantidad de riesgos e incertidumbres. Estas declaraciones pueden incluir, entre otras, términos como «cree»; «espera», «anticipa», «pretende», «planifica», «será», «posible», «continúa», «estrategia», «aspira», «apunta», «pronostica», «estima», «debe», «puede», «podría» y expresiones o palabras similares y variaciones de esa índoles que expresan la naturaleza prospectiva de eventos o resultados, generalmente indicativos de declaraciones prospectivas. Las declaraciones prospectivas y demás información en este comunicado son válidas a fecha del presente y la Compañía no asume obligación alguna (ni tiene intención) de complementar, actualizar o revisar dichas declaraciones sobre una base anticipatoria, ya sea como resultado de desarrollos posteriores, cambios de expectativas u otros, excepto cuando lo exijan las leyes o los reglamentos vigentes. En relación con las disposiciones de «puerto seguro» de la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995, la Compañía identifica ejemplos de factores, riesgos e incertidumbres que podrían causar una diferencia, tal vez sustancial, entre los resultados reales y los contenidos en estas declaraciones prospectivas. Esos factores, riesgos e incertidumbres incluyen, entre otros, el impacto de COVID-19 en la volatilidad de los mercados financieros de los Estados Unidos y del mundo, en las condiciones económicas generales y en el crecimiento del PIB en los Estados Unidos y en todo el mundo, y en las propias operaciones y personal de la Compañía. Muchos otros factores podrían hacer que los resultados reales difieran de la perspectiva de Moody’s, entre ellos, las perturbaciones del mercado crediticio o las desaceleraciones económicas que podrían afectar el volumen de deuda y otros valores emitidos en los mercados financieros nacionales o globales; otros parámetros que pueden afectar el volumen de la deuda y otros valores emitidos en los mercados financieros nacionales o globales, incluidos los problemas regulatorios y de calidad crediticia, cambios en intereses y otros problemas de volatilidad en los mercados financieros, como aquellos debidos a la incertidumbre de la transición de las empresas que abandonan el LIBOR y el Brexit; el nivel de actividad de las fusiones y adquisiciones en los Estados Unidos y otros países; la eficiencia incierta y las posibles consecuencias colaterales de las acciones de los Estados Unidos y otras medidas gubernamentales que afectan los mercados de crédito, el comercio internacional y la política económica, incluidos los relacionados con los aranceles y las barreras comerciales; la preocupación de que el mercado pueda perjudicar nuestra credibilidad o de alguna manera afectar las percepciones del mercado sobre la integridad o utilidad de las agencias de calificación crediticia independiente; el lanzamiento de productos o tecnologías competidoras por parte de otras compañías; las presiones de precios de nuestros competidores y / o clientes; el nivel de éxito en el desarrollo de nuevos productos y la expansión global; el impacto de la regulación como NRSRO (organización de calificación estadística reconocida a nivel nacional), la posibilidad de nuevas leyes y regulaciones en los Estados Unidos, a nivel estatal o local, incluidas las disposiciones de la de la ley Dodd-Frank de reforma de Wall Street y Protección del Consumidor («Dodd-Frank») y regulaciones resultantes de la ley Dodd-Frank; el potencial para una mayor competencia y una regulación más estricta en la UE y otras jurisdicciones extranjeras; exposición a litigios relacionados con las opiniones de calificación del Servicio de Inversores de Moody’s, así como cualquier otro litigio, cualquier demanda, investigación o investigación gubernamental o regulatoria a la que la Compañía pueda estar sujeta periódicamente; las disposiciones de la ley Dodd-Frank que modifica las normas de procedimiento y las reglamentaciones de la UE que modifican las normas de responsabilidad aplicables a las agencias de calificación crediticia de una manera desfavorable para dichas agencias; las disposiciones de las reglamentaciones de la UE que imponen requisitos sustantivos y de procedimiento adicionales sobre la fijación de precios de los servicios y la ampliación de los poderes de supervisión para incluir calificaciones no pertenecientes a la UE utilizadas con fines reglamentarios; la posible pérdida de empleados clave; fallas o mal funcionamiento de nuestras operaciones e infraestructura; vulnerabilidades a amenazas cibernéticas y otros problemas de seguridad cibernética; el resultado de cualquier revisión de las iniciativas de planificación tributaria global de la Compañía por parte de las autoridades de auditoría tributaria; exposición a posibles sanciones penales o recursos civiles si la Compañía no cumple con las leyes y regulaciones aplicables de los EE. UU. y del extranjero en las jurisdicciones en las que opera la Compañía, incluidas las leyes de protección de datos y privacidad, las leyes que imponen sanciones, leyes anticorrupción y leyes locales que prohíben el pago de sobornos a funcionarios del gobierno; el impacto de las fusiones, adquisiciones u otras conciliaciones corporativas y la capacidad de la Compañía para integrar con éxito los negocios adquiridos; volatilidad cambiaria y monetaria; el nivel de flujos de efectivo futuros; niveles de gasto de inversión y una disminución en la demanda de las instituciones financieras para herramientas de gestión de riesgo de crédito. Estos factores, riesgos e incertidumbres, así como otros riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales de Moody’s difieran sustancialmente de los contemplados, expresados, proyectados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas se ven actualmente, o podrían verse en el futuro, amplificados por el brote de COVID-19 y se describen con mayor detalle en la sección «Factores de riesgo» de la Parte I, Artículo 1A del informe anual de la Compañía en el Formulario 10-K para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2019, su informe trimestral en el Formulario 10-Q para el trimestre finalizado el 31 de marzo de 2020, así como en otros documentos presentados ocasionalmente por la Compañía ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), o en materiales que se hayan incorporado en el presente documento en los anteriormente mencionados. Advertimos a los accionistas e inversores que la ocurrencia de cualquiera de estos factores, riesgos o incertidumbres podrían causar que los resultados reales de la Compañía difieran sustancialmente de los resultados contemplados, proyectados, expresados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas, lo que podría tener un efecto sustancial y adverso en el negocio, los resultados o las operaciones de la Compañía. Es probable que, ocasionalmente, surjan nuevos factores y que la Compañía no pueda predecirlos, ni sea capaz de evaluar el efecto potencial que puedan tener sobre ellos los nuevos factores.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Para Moody’s:
SHIVANI KAK
Relaciones con los inversores
+1 212-553-0298
Shivani.kak@moodys.com
O
JOE MIELENHAUSEN
Comunicaciones
+1 212-553-1461
Joe.Mielenhausen@moodys.com

Contacts

Para Moody’s:
SHIVANI KAK
Relaciones con los inversores
+1 212-553-0298
Shivani.kak@moodys.com
O
JOE MIELENHAUSEN
Comunicaciones
+1 212-553-1461
Joe.Mielenhausen@moodys.com