Moody’s venderá la empresa Moody’s Analytics Knowledge Services

NUEVA YORK--()--Moody’s Corporation (NYSE:MCO) anunció hoy el acuerdo de venta de su empresa Moody’s Analytics’ Knowledge Services (MAKS) a Equistone Partners Europe Limited (Equistone), una firma de capital de inversión.

MAKS es líder en servicios de externalización de procesos de conocimiento y provee soporte de investigación y análisis de alto valor a organizaciones en todo el mundo. A través de centros de distribución en India, Costa Rica, Sri Lanka y China, la empresa brinda servicios a más de 250 bancos, administradores de activos y firmas de consultoría con más de 2500 expertos en la materia que trabajan como extensión de los equipos de los clientes.

Estamos seguros de que Equistone será un socio sólido para la empresa MAKS y sus clientes”, comentó Mark Almeida, presidente de Moody’s Analytics. “Equistone cuenta con la plataforma necesaria para respaldar el crecimiento de la empresa y su continua evolución como proveedor basado en tecnología de servicios rentables y de alta calidad a empresas de nivel mundial”.

Se espera que la transacción se concrete más adelante este año, sujeta a condiciones habituales de cierre. Se estima una dilución de las GPA de Moody en base a las PCGA en todo el año 2019 en hasta $0,20 por acción, principalmente debido a ciertos cargos no recurrentes asociados a la transacción, que finalizarán al cierre. Sobre una base ajustada de GPA, excluyendo los mencionados cargos no recurrentes, el impacto en los resultados de todo el año 2019 será negligible. Se anticipa que los ingresos de la venta y el dinero offshore repatriado se usarán para la recompra de aproximadamente $300 millones en acciones en circulación de Moody.

Moody recibió el asesoramiento de Centerview Partners y Slaughter and May para esta transacción.

Acerca de Moody’s Corporation

Moody's es un componente esencial de los mercados de capital globales, que provee calificaciones crediticias, investigación, herramientas y análisis que contribuye con los mercados financieros transparentes e integrados. Moody’s Corporation (NYSE:MCO) es la compañía madre de Moody's Investors Service, que provee calificaciones crediticias e investigación para la cobertura de instrumentos de deuda y valores, y Moody's Analytics, que ofrece software de avanzada, servicios de asesoramiento e investigación para análisis crediticio y económico y gestión de riesgo financiero. La corporación, que informó ingresos por $4,4 mil millones en 2018, emplea aproximadamente 13 200 personas en el mundo con presencia en 42 países. Puede encontrar más información disponible en www.moodys.com.

Declaración de protección legal de acuerdo a la Ley de Reforma Estadounidense sobre Litigios de Valores Privados de 1995

Ciertas declaraciones contenidas en este comunicado de prensa constituyen declaraciones prospectivas y se basan en expectativas, planes y perspectivas en el futuro para el negocio y las operaciones de la Compañía que involucran un número de riesgos e incertidumbres. Las declaraciones prospectivas y otra información en este comunicado corresponden a la fecha del presente (a menos que se indique lo contrario) y la Compañía no asume obligación alguna (ni es su intención) de complementar, actualizar ni revisar públicamente estas declaraciones a partir de esa fecha, tanto como resultado de desarrollos subsiguientes, un cambio en las expectativas o por cualquier otro motivo. En relación a las provisiones de protección legal de la Ley de Reforma Estadounidense sobre Litigios de Valores Privados de 1995, la Compañía identifica ejemplos de factores, riesgos e incertidumbres que podrían causar que los resultados actuales difieran, tal vez materialmente, de aquellos indicados en estas declaraciones prospectivas. Aquellos factores, riesgos e incertidumbres incluyen, entre otros, disrupciones del mercado crediticio o desaceleraciones económicas, que podrían afectar el volumen de deuda y otros títulos emitidos en mercados de capital nacionales y/o globales; otras cuestiones que pueden afectar el volumen de deuda y otros títulos emitidos en mercados de capital nacionales y/o globales, incluyendo regulaciones, cuestiones relativas a la calidad del crédito, los cambios en las tasas de interés y la volatilidad de los mercados financieros tales como las debidas al retiro planificado del Reino Unido de la Unión Europea; el nivel de actividades relacionadas con las fusiones y adquisiciones en Estados Unidos y el extranjero, la incertidumbre en cuanto a la eficacia y las posibles consecuencias colaterales inciertas de las iniciativas de Estados Unidos y de los gobiernos extranjeros que afectan al mercado de crédito, el comercio internacional y la política económica; las preocupaciones en el mercado que afectan nuestra credibilidad o las percepciones del mercado en cuanto a la integridad o utilidad de las calificaciones de las agencias de calificación crediticia independientes; la introducción de tecnologías o productos competidores por parte de otras empresas; la presión sobre los precios que ejercen la competencia y/o los clientes; el grado de éxito del desarrollo de los nuevos productos y la ampliación mundial, el impacto de la normativa como un NRSRO; el potencial de las nuevas legislaciones y reglamentaciones locales y estatales de EE. UU., entre ellas la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y la Ley de Protección al Consumidor (en adelante, “Dodd-Frank”) y las regulaciones que que pudieran derivarse de Dodd-Frank; el posible aumento de la competencia y de la normativa en la UE y en otras jurisdicciones extranjeras; la exposición a litigios derivados de nuestras opiniones de calificación, así como cualquier otro litigio, actuaciones gubernamentales o normativas, investigaciones e indagatorias a las cuales la Compañía pudiera ser sometida ocasionalmente; las disposiciones de la Ley Dodd-Frank que modifiquen las normas procesales y las normativas de la UE que cambien las normas de responsabilidad, aplicables a las agencias de calificación de crédito en contra de los intereses de éstas; las disposiciones normativas de la UE que impongan nuevos requisitos fundamentales de procedimiento sobre el precio de los servicios y la expansión de incumbencias de supervisión para incluir calificaciones externas a la UE usadas con fines regulatorios; la posible pérdida de empleados importantes; las fallas o el mal funcionamiento de nuestras operaciones o infraestructura; todo tipo de vulnerabilidad a las amenazas informáticas u otras preocupaciones en cuanto a la seguridad cibernética; el resultado de una eventual revisión por parte de las autoridades fiscales de las iniciativas mundiales de planificación fiscal de la Compañía; la exposición a eventuales sanciones penales o por daños y perjuicios en caso de que la empresa incumpliera con las leyes y regulaciones de EE. UU. o de las jurisdicciones extranjeras aplicables en las que opera la Compañía, entre ellas las leyes de protección de datos y privacidad, las leyes anticorrupción y las leyes locales que prohíben el soborno a los funcionarios públicos; las consecuencias de las fusiones, adquisiciones u otro tipo de combinaciones de negocios y la capacidad de la Compañía para integrar con éxito los negocios adquiridos; la moneda y la volatilidad cambiaria; el nivel del flujo de caja futuro; el nivel de las inversiones de capital; y una disminución en la demanda de instrumentos de gestión del riesgo crediticio por parte de las instituciones financieras. Estos y otros factores, riesgos e incertidumbres, así como otros riesgos e incertidumbres que podrían causar que los resultados reales difieran materialmente de aquellos contemplados, expresados, proyectados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas se describen más detalladamente en el Formulario 10-K correspondiente al ejercicio fiscal cerrado el 31 de diciembre de 2018 y demás documentos que la Compañía presentara oportunamente ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos o en los materiales que se incorporaron en el presente o en los mencionados. Se advierte a los accionistas e inversores que el acontecer de cualquiera de estos factores, riesgos e incertidumbres puede causar que los resultados reales de la Compañía difieran materialmente de aquellos contemplados, expresados, proyectados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas, que pueden tener un efecto material o adverso en las actividades comerciales, resultados de operaciones y condición financiera de la Compañía. Nuevos factores pueden emerger ocasionalmente, y no es posible para la Compañía predecir nuevos factores, así como tampoco le es posible a la Compañía evaluar el posible efecto de nuevos factores.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Salli Schwartz
Relaciones con inversores
212.553.4862
sallilyn.schwartz@moodys.com

Michael Adler
Comunicaciones corporativas
212.553.4667
michael.adler@moodys.com

Contacts

Salli Schwartz
Relaciones con inversores
212.553.4862
sallilyn.schwartz@moodys.com

Michael Adler
Comunicaciones corporativas
212.553.4667
michael.adler@moodys.com