El Índice Global de Acceso a la Nutrición 2021 llama al sector alimentario a abordar con urgencia la brecha nutricional en tiempos de COVID-19

Global Access to Nutrition Index 2021 Final Ranking (Graphic: Business Wire)

UTRECHT, Países Bajos--()--La Iniciativa para el Acceso a la Nutrición (ATNI) ha publicado su Índice Global 2021, que evalúa a los 25 mayores fabricantes de alimentos y bebidas del mundo y su contribución a la lucha contra la malnutrición. Aunque algunas empresas han mostrado importantes avances desde su última evaluación realizada en 2018, el progreso de los 10 principales fabricantes de la lista se ha ralentizado. La ATNI hace un llamamiento urgente a las empresas para que redoblen sus esfuerzos a fin de abordar algunos de los retos más difíciles del mundo en materia de nutrición.

La malnutrición, en cualquiera de sus formas, afecta a todos los países del mundo y es una de las causas de millones de muertes y del riesgo de contraer enfermedades relacionadas con la alimentación. En 2019, el número de personas consideradas desnutridas fue de 690 millones (el 8,9 % de la población mundial), y con los efectos económicos de la COVID-19 observamos que hay aún más personas que sufren pobreza extrema y las consecuencias del sobrepeso y las enfermedades relacionadas con la alimentación.

La titular del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones (FCDO) para la Vecindad Europea y las Américas, Wendy Morton, declaró: «Recibimos con interés el lanzamiento del Índice de este año, sobre todo porque la COVID-19 ha empeorado los niveles de malnutrición y la disponibilidad de alimentos a nivel mundial. Tenemos una oportunidad única para abordar este problema de forma que beneficie a todos. Debemos hacer que las principales empresas de alimentos y bebidas del mundo rindan cuentas para ayudar a acelerar nuestra recuperación global de la pandemia».

Inge Kauer, directora ejecutiva de la ATNI, añadió: «Cada uno de los 25 mayores fabricantes de alimentos y bebidas debe asumir la responsabilidad de ofrecer productos saludables a los consumidores de todo el mundo y no descuidar la nutrición. Aunque no es una tarea fácil, es necesario actuar con urgencia si queremos cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible para acabar con el hambre en el mundo y garantizar la salud y el bienestar».

Puntos destacados y clasificaciones

Se evaluó a todas las empresas en función de sus compromisos, prácticas y divulgación, en relación con la gobernanza y la gestión, la producción y distribución de productos saludables, asequibles y accesibles, y la forma en que las empresas ejercen influencia en las elecciones y el comportamiento de los consumidores.

  • La puntuación media quedó igual que en 2018: 3,3/10.
    • Nestlé lideró la clasificación de 2021 con una puntuación de 6,7. La empresa se situó entre los tres primeros en todas las categorías y ocupó el primer puesto en «Gobernanza» y «Compromiso».
    • Unilever quedó en segundo lugar, con 6,3, y FrieslandCampina en tercero, con 5,9.
    • Arla registró una gran mejora al pasar de 3,3 en 2018 a 5,1 en 2021, en gran medida por una nueva política de etiquetado, políticas de marketing responsable y una mejora en cuanto a la salubridad de su portafolio de productos.
    • Meiji escaló cuatro puestos, entre otras cosas gracias a la incorporación de una estrategia de nutrición en su visión de la Responsabilidad Social Corporativa y nuevas políticas relacionadas con el etiquetado y la comercialización dirigida a niñas y niños.
  • Solo el 31 % de los productos cumplieron el estándar de salud independiente (una puntuación de 3.5 estrellas o más) bajo el sistema de Clasificación de Estrellas de Salud (HSR, por sus siglas en inglés).
    • Solo cinco empresas alcanzaron el umbral adecuado de 3,5 estrellas en, al menos, la mitad de sus productos.
    • Nueve empresas mejoraron la « Clasificación de Estrellas de Salud » promedio de sus productos entre 2018 y 2021.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Tom Dockar-Drysdale
Ket-Lon-ATNI@ketchum.com

Contacts

Tom Dockar-Drysdale
Ket-Lon-ATNI@ketchum.com