Las plantaciones globales de cultivos genéticamente modificados/biotecnológicos se centuplicaron desde 1996

Los países en desarrollo, incluidos los nuevos adoptantes Sudán y Cuba, ahora dominan el uso de la tecnología

MANILA, Filipinas--()--Por primera vez desde la introducción de los cultivos genéticamente modificados/biotecnológicos hace casi dos décadas, los países en desarrollo produjeron más hectáreas de cultivos biotecnológicos que los países industrializados, lo cual contribuyó a la seguridad alimentaria y la mitigación de la pobreza en algunas de las regiones más vulnerables del mundo.

Los países en desarrollo plantaron el 52 % de los cultivos biotecnológicos del mundo en 2012, un porcentaje mayor al 50 % del año anterior y por sobre el 48 % que los países industrializados cultivaron el año pasado, de acuerdo con un informe publicado hoy por el Servicio internacional de adquisición de aplicaciones agrobiotecnológicas (International Service for the Acquisition of Agri-Biotech Applications, ISAAA).

El año pasado también marcó un incremento sin precedentes al centuplicarse la cantidad de hectáreas con cultivos biotecnológicos y alcanzar las 170 millones de hectáreas a partir de las 1,7 millones cultivadas en 1996, cuando se comercializaron por primera vez los cultivos biotecnológicos. “De este modo, los cultivos biotecnológicos se convierten en la tecnología de cultivo de más rápida adopción en la historia reciente”, afirmó Clive James, autor experimentado del informe anual, y fundador y presidente del ISAAA.

A lo largo de los años, la adopción de cultivos biotecnológicos aumentó constantemente en los países en desarrollo, que finalmente superaron a los países industrializados en 2012, un logro que en algún momento pareció imposible para algunas personas, afirmó James. Esto sucede en un momento en el que el mundo produce más cultivos biotecnológicos que nunca.

“Este crecimiento contradice la predicción de los críticos que, antes de la comercialización de la tecnología en 1996, declararon en forma prematura que los cultivos biotecnológicos sólo eran para los países industrializados y que nunca serían aceptados y adoptados por los países en desarrollo”, indicó James.

El informe acentúa el aumento de la concientización de los países en desarrollo sobre los beneficios de plantar cultivos genéticamente modificados, que no sólo aumentaron los rendimientos sino que representaron un ahorro en combustibles, tiempo y maquinaria, una reducción en el uso de pesticidas, mejor calidad de producto y más ciclos de crecimiento.

Desde 1996 a 2011, los cultivos biotecnológicos contribuyeron a la seguridad alimentaria, la sustentabilidad y el cambio climático haciendo crecer la producción de cultivos valuada en 98.200 millones de dólares estadounidenses; colaborando con el medioambiente con ahorros de 473 millones de I.A./kg de pesticidas; reduciendo, sólo en 2011, las emisiones de CO2 en 23.000 millones de kg, el equivalente a retirar 10,2 millones de automóviles de las rutas; conservando la biodiversidad al ahorrar 108,7 millones de hectáreas de tierra y colaborando con la mitigación de la pobreza al ayudar a más de 15 millones de pequeños agricultores y sus familias, que totalizan más de 50 millones de personas, algunas de las personas más pobres del mundo. Los cultivos biotecnológicos son esenciales, pero no son una panacea; y la adhesión a las buenas prácticas agrícolas, como la rotación y la gestión de la resistencia, es indispensable para los cultivos biotecnológicos al igual que para los cultivos convencionales.

Crecimiento sin precedentes

A nivel mundial, los agricultores produjeron una cantidad récord de cultivos biotecnológicos de 170,3 millones de hectáreas en 2012, un incremento del 6 % o 10,3 millones de hectáreas más que en 2011. Esto aumentó los ingresos de los agricultores en todo el mundo debido a una mayor eficiencia y productividad.

“Existe una razón principal y abrumadora que determina la confianza y la seguridad de los agricultores en la biotecnología: los cultivos biotecnológicos proporcionan beneficios socio-económicos y ambientales sustanciales y sostenibles”, afirmó James.

Los agricultores de pocos recursos son los mayores beneficiados

El informe del ISAAA también confirmó que la tasa y la escala de adopción de los cultivos biotecnológicos en los países en desarrollo son mucho mayores que las de las naciones industrializadas. La tasa de crecimiento de los cultivos biotecnológicos fue al menos tres veces más rápida y cinco veces mayor en los países en desarrollo, del 11 % u 8,7 millones de hectáreas, en comparación con el 3 % o 1,6 millones de hectáreas de los países industrializados.

Una cantidad récord de 17,3 millones de agricultores produjo cultivos biotecnológicos en todo el mundo en 2012, un aumento de 0,6 millones desde el año anterior. Más del 90 % de estos agricultores, o más de 15 millones, eran pequeños agricultores de pocos recursos en países en desarrollo. “La inseguridad alimentaria global, exacerbada por los precios altos e inaccesibles de los alimentos, representa un gran desafío al que puede contribuir la biotecnología”, indicó James.

Sudán y Cuba hacen historia

Sudán y Cuba plantaron cultivos biotecnológicos por primera vez el año pasado. Al producir algodón biotecnológico, Sudán se convirtió en el cuarto país de África, después de Sudáfrica, Burkina Faso y Egipto, en comercializar algodón biotecnológico.

Mientras tanto, los agricultores cubanos plantaron 3.000 hectáreas de maíz biotecnológico híbrido como parte de una iniciativa para impulsar la sustentabilidad ecológica y permanecer libre de pesticidas.

De los 28 países que plantaron cultivos biotecnológicos, 20 eran países en desarrollo y ocho eran países industrializados, en comparación con 19 países en desarrollo y 10 industrializados en 2011. Aproximadamente el 60 % de la población mundial, o casi 4.000 millones de personas, viven en los 28 países que están plantando cultivos biotecnológicos.

Los cultivos biotecnológicos de Brasil crecen un 21 %

China, India, Brasil, Argentina y Sudáfrica, que en conjunto representan aproximadamente el 40 % de la población mundial, produjeron 78,2 millones de hectáreas o el 46 % de los cultivos biotecnológicos en 2012.

Por cuarto año consecutivo, Brasil fue el motor de crecimiento a nivel mundial en 2012, por lo que se fortaleció como líder mundial en cultivos biotecnológicos. Brasil ocupa el segundo lugar después de Estados Unidos en cantidad de hectáreas de cultivos biotecnológicos a nivel mundial, con un crecimiento récord de año a año de 6,3 millones de hectáreas, o un 21 % sustancial, para alcanzar los 36,6 millones de hectáreas en 2012, comparado con los 30,3 millones en 2011.

Un sistema de aprobación basado en la ciencia de rápida implantación le permite a Brasil adoptar nuevos cultivos biotecnológicos de manera oportuna. Por ejemplo, el país sudamericano fue el primero en aprobar la soja apilada con resistencia a los insectos y tolerancia a los herbicidas para comercialización en 2013, dijo James.

India cultivó un récord de 10,8 millones de hectáreas de algodón biotecnológico con una tasa de adopción del 93 %, mientras que 7,2 millones de pequeños agricultores de pocos recursos en China produjeron 4 millones de hectáreas de algodón biotecnológico con una tasa de adopción del 80 %.

Estados Unidos sigue siendo el mayor productor del mundo

Estados Unidos siguió siendo el país líder con 69,5 millones de hectáreas y un promedio del 90 % de adopción en todos los cultivos. El informe señala que la devastadora sequía de 2012 afectó varios cultivos. Los cálculos más recientes indican que, debido a la sequía, los rendimientos promedio en 2012 fueron un 21 % menores para el maíz y un 12 % menores para la soja en comparación con los rendimientos de 2011.

Por otra parte, Canadá registró un récord de 8,4 millones de hectáreas de canola con un récord del 97,5 % de adopción. Los países de la Unión Europea produjeron un récord de 129.071 hectáreas de maíz Bt en 2012, pero Alemania y Suecia no pudieron continuar plantando papa biotecnológica Amflora porque dejó de ser comercializada; Polonia discontinuó la plantación de maíz biotecnológico debido a las inconsistencias de regulación en la interpretación de la ley ya que, mientras la Unión Europea sostenía que estaba establecidas todas las aprobaciones necesarias, Polonia no lo hacía.

Desafíos pendientes

La falta de adecuados sistemas de regulación eficientes en términos de costos y tiempo y basados en la ciencia sigue siendo un obstáculo importante en la adopción de cultivos biotecnológicos. Es necesaria una regulación responsable, rigurosa, pero no onerosa para los países en desarrollo pequeños y pobres, advirtió James.

“Los cultivos biotecnológicos son importantes, pero no son una panacea”, agregó. “La adhesión a las buenas prácticas agrícolas, como la rotación y la gestión de la resistencia, es indispensable para los cultivos biotecnológicos al igual que para los cultivos convencionales”.

El futuro cercano parece alentador con nuevos productos mejorados, como el primer maíz biotecnológico con tolerancia a la sequía aprobado para su plantación en Estados Unidos en 2013, y también la primera plantación de soja apilada en Brasil y países vecinos de América del Sur en 2013. En las Filipinas, el arroz dorado enriquecido en vitamina A podría salir a la venta en 2013/2014 sujeto a la aprobación de los organismos regulatorios. En el futuro, el crecimiento global de las hectáreas de cultivos biotecnológicos probablemente sea modesto debido a la tasa de adopción bastante elevada registrada en todos los cultivos principales en los mercados maduros de los países en desarrollo y los industrializados, observó James.

Para obtener más información o el resumen ejecutivo, visite www.isaaa.org.

El Servicio internacional para la adquisición de aplicaciones agrobiotecnológicas (ISAAA) es una organización sin fines de lucro con una red internacional de centros diseñados para contribuir a la paliación del hambre y la mitigación de la pobreza al compartir conocimientos y aplicaciones de biotecnología agrícola. Clive James, presidente y fundador del ISAAA, ha vivido o trabajado durante los últimos 30 años en los países en desarrollo de Asia, América Latina y África y ha dedicado sus esfuerzos a la investigación agrícola y los problemas de desarrollo con un enfoque en la biotecnología de cultivos y la seguridad alimentaria global.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Por ISAAA
John Dutcher, 515-334-3464
dna@qwestoffice.net

Sharing

Contacts

Por ISAAA
John Dutcher, 515-334-3464
dna@qwestoffice.net