Las comunidades hispanas/latinas lideran visitas de telesalud para servicios de salud mental durante COVID-19

Si bien la telesalud ayudó a cerrar algunas brechas, los datos incluidos en el informe Salud Mental del Estado de la Nación de Anthem (Anthem’s State of the Nation’s Mental Health) mostraron diferencias significativas entre las comunidades de color.

INDIANAPOLIS--()--La comunidad hispana/latina fue la más comprometida con las visitas de telesalud para salud mental en el 2020, adoptando la tecnología más que cualquier otro grupo étnico o racial, según un nuevo análisis de miembros de Medicaid en 14 estados como parte de un informe especial Anthem, Inc. State of the Nation’s Mental Health sobre el estado de la salud mental de la nación de Anthem, Inc. para el Mes Nacional de Concientización sobre la Salud Mental de las Minorías.

La telesalud fue algo positivo durante la pandemia y una fuerte alternativa, en vez de ver a los médicos y consejeros en persona. Las visitas de telesalud, ya sea por video o por teléfono, para las personas con una condición de salud mental existente, aumentaron significativamente durante el apogeo de la pandemia. Las visitas que comenzaron con un solo dígito antes del COVID-19 representaron el 49 por ciento de todas las visitas de salud mental de Medicaid durante un período de seis meses en el 2020. Las regulaciones de telesalud levantadas durante COVID-19 han ayudado a eliminar las barreras que las personas pueden haber experimentado para acceder a la telesalud.

Las brechas generales en la obtención de atención de salud mental entre razas y grupos étnicos se mantuvieron esencialmente iguales antes y durante el COVID. Un mayor porcentaje de hispanos-latinos ya estaban recibiendo visitas de salud mental en persona o de telesalud antes del COVID-19. Al aumentar considerablemente el número de personas que usan la telesalud, COVID-19 puede haber impulsado una adopción más amplia de la telesalud para afecciones de salud mental, especialmente entre hispanos/latinos. De hecho, durante el COVID-19, casi 40 por ciento de los miembros hispanos/latinos tuvieron una visita de telesalud, mientras que los miembros blancos tuvieron 34 por ciento, los miembros asiáticos tuvieron 33 por ciento y los miembros negros tuvieron 28 por ciento.

Si bien la telesalud impulsó las visitas durante el COVID-19, no compensó la dramática caída en las visitas en persona para todas las razas y grupos étnicos. Y hubo diferencias significativas entre ellos. De hecho, las personas negras tenían el porcentaje más bajo de visitas combinadas de telesalud y en persona - 56 por ciento - antes del COVID-19 y se mantuvieron como las más bajas con 49 por ciento después del COVID-19.

En promedio, las personas negras tenían un 7 por ciento menos de visitas de salud mental en comparación con las personas blancas con antecedentes demográficos, clínicos y socioeconómicos similares. Las tasas son particularmente considerables ya que las encuestas han indicado que las personas de color estaban experimentando más estrés y afecciones de salud mental que otras poblaciones en el 2020 y las personas de color se vieron afectadas de manera desproporcionada por COVID-19.

“Es probable que haya muchas razones detrás de las diferencias en las visitas de atención de salud mental, incluidos problemas que impiden que las personas busquen atención, como injusticias médicas y una historia de recibir atención culturalmente insensible”, dijo el director ejecutivo de salud de Anthem, Shantanu Agrawal, MD. “La equidad en salud es un factor clave para el bienestar físico y mental. Para lograr la equidad en nuestra atención médica, debemos comprender dónde y por qué existen las barreras para la salud, y luego combinar estos conocimientos con la escala y el alcance de Anthem para impulsar cambios hacia un nuevo sistema de salud, que pone la equidad en el centro”.

Históricamente, la depresión grave y la ansiedad están subdiagnosticadas a tasas de 32 a 40 por ciento menos en las comunidades negras e hispanas/latinas, según el ĺndice de Salud de BCBS (BCBS Health Index). La American Psychological Association dice que las tasas de diagnóstico más bajas probablemente se deben a la falta de comprensión del proveedor sobre las diferencias culturales, el estigma en torno al diagnóstico o tratamiento y las barreras para obtener atención.

Para los miembros de Medicaid con un diagnóstico de salud mental existente, los diagnósticos de telesalud más comunes fueron ansiedad, depresión y trastorno bipolar, según el informe especial del Estado de la Salud Mental de la Nación (State of the Nation’s Mental Health). La presión arterial alta se encontraba entre los cinco diagnósticos principales para personas negras, asiáticas e hispanas/latinas, mientras que el colesterol alto fue uno de los cinco diagnósticos médicos principales para personas hispanas/latinas y asiáticas. El trastorno por consumo de opioides fue uno de los cinco diagnósticos principales para las personas blancas, mientras que el dolor de espalda severo fue uno de los principales diagnósticos para las personas negras. Estos datos refuerzan que la salud mental y la salud física están conectadas y que mejorar una puede ayudar a la otra.

“Si bien la telesalud no fue una panacea para eliminar las brechas de equidad en la salud, ayudó a impulsar la conectividad para todos y posibilitó las visitas vía Internet cuando el COVID cerró temporalmente las puertas de las oficinas médicas, lo que permitió que la atención médica se siguiera brindando con cierta apariencia de normalidad”, dijo Agrawal. “Este estudio es un recordatorio clave de que la tecnología por sí sola no será suficiente para cerrar esta brecha y que el puente puede no ser el mismo para todas las personas. Sin embargo, puede ser el conector que necesitan ciertas comunidades o áreas geográficas. Claramente, los resultados durante la pandemia hubieran sido mucho peores sin la telesalud ".

Curiosamente, los miembros utilizaron los servicios de telesalud y de salud mental en persona de manera similar, ya sea que vivieran en un área urbana o rural.

Anthem continuará desarrollando los siguientes esfuerzos para ayudar a cerrar las brechas para todas las personas que toman en consideración sus necesidades específicas. Algunos de estos esfuerzos incluyen:

  • Impulsores sociales de beneficios para la salud que pueden ayudar a mejorar la equidad en la salud para la salud física y mental.
  • Programas de pares, como los que ofrecen Anthem y Beacon, también pueden ayudar a generar confianza al vincular a los miembros con alguien que haya vivido la misma experiencia.
  • Esfuerzos educativos e informativos que involucran conexiones con fuentes confiables, como iglesias e incluso barberías, se ha demostrado que tienen un mayor impacto en la aceptación de los servicios de salud por parte de la comunidad.
  • Programas de Educación Médica continua, como mydiversepatients.com, que capacitan a los médicos sobre prejuicios y culturas diferentes a las suyas, y contribuyen en gran medida a crear relaciones más sólidas, de mayor confianza y culturalmente receptivas entre médicos y pacientes.

Anthem apoya el hacer permanente muchos de los cambios en las políticas de la telesalud, que se han producido durante el COVID, más allá de la emergencia de salud pública. Estos incluyen políticas legislativas y regulatorias que:

  • Permitir que los consumidores vean a médicos o clínicos desde su hogar.
  • Permitir que los proveedores con licencia médica adecuada, brinden servicios a través de las fronteras estatales, y
  • Eliminar las políticas previas al COVID-19 que prohibían la prescripción de medicamentos a través de la telesalud.

Acerca del estudio

El estudio se basa en un análisis de reclamaciones de miembros de Medicaid que tenían diagnósticos de salud mental existentes, incluidos trastorno bipolar, depresión y ansiedad graves y trastorno por uso de sustancias. Las visitas de salud mental se definen como visitas al consultorio para la evaluación y el manejo de las condiciones de salud mental a través de la telesalud, incluido el video o el teléfono, o en persona.

Los miembros tenían entre 18 y 64 años con un diagnóstico de salud mental antes del COVID basado en al menos dos reclamaciones médicas. Los miembros fueron comparados durante dos períodos de estudio de seis meses: el período anterior al COVID del 1 de marzo del 2019 al 31 de agosto del 2019 y el período del COVID del 1 de marzo del 2020 al 31 de agosto del 2020. Los datos se ajustaron por edad, género, situación socioeconómica, ruralidad, estado de residencia, puntaje del índice de comorbilidad de Elixhauser, condiciones de salud previas y utilización de la atención médica.

Acerca de Anthem

Anthem es una empresa líder en beneficios para la salud dedicada a mejorar vidas y comunidades, y simplificar la atención médica. A través de sus compañías afiliadas, Anthem brinda servicios a más de 116 millones de personas, incluidos más de 43 millones dentro de su familia de planes de salud. Nuestro objetivo es ser el socio más innovador, valioso e inclusivo. Para obtener más información, visite www.antheminc.com o siga a @AnthemInc en Twitter.

Contacts

Leslie Porras
leslie.porras@anthem.com

Contacts

Leslie Porras
leslie.porras@anthem.com