Pruebas de detección del virus COVID-19 in situ, en tan sólo 13-25 minutos, 100 % precisas y a un coste de 10 euros. Los resultados de FRANKD se pueden compartir a través de la identificación digital de Yoti en el teléfono móvil de una manera segura

Un millón de pruebas FRANKD estarán disponibles desde finales de junio

LONDRES--()--GeneMe, una empresa líder en biotecnología con sede en Gdańsk (Polonia), ha desarrollado "FRANKD", una prueba rápida, escalable y segura basada en hisopado bucal para la detección de la COVID-19 que se puede realizar in situ en un tiempo medio de 13-25 minutos sin la necesidad de recurrir a laboratorios. La prueba FRANKD de GeneMe ha sido validada de manera independiente con un 100 % de sensibilidad y 100 % de especificidad por la Universidad Tecnológica de Gdańsk.

FRANKD requiere menos tiempo para producir resultados que la prueba de referencia RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa o «Reverse Transcriptase Polymerase Chain Reaction» en inglés) recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal.

Contacts

FRANKD press
Colin Brown
colin@nexd.partners

Yoti press
Mark Hindle
mark.hindle@yoti.com

Contacts

FRANKD press
Colin Brown
colin@nexd.partners

Yoti press
Mark Hindle
mark.hindle@yoti.com