Según el informe Perspectivas de la transición energética de DNV GL, la tecnología revoluciona la combinación de energías, pero las políticas no consiguen seguir el ritmo

  • La combinación de energías disminuye rápidamente las emisiones de carbono, el petróleo se reducirá drásticamente a partir de 2030. Todo esto, hará que el gas natural se convierta en la mayor fuente de energía.
  • La proporción de electricidad en la combinación de la demanda final se duplicará con creces desde el nivel actual hasta el 40 % en 2050, con dos tercios de esa electricidad suministrados por energía solar fotovoltaica y eólica.
  • Las emisiones globales alcanzarán su máximo en 2025, sin embargo, seguimos agotando el límite de carbono de 1,5 grados en 2028.
  • El informe Perspectivas de la transición energética es la visión de DNV GL sobre el futuro de la energía hasta el año 2050, a través del modelado de 10 regiones y el impacto en 3 sectores industriales. Es un pronóstico del camino más probable que queda por recorrer.

 

Según el informe Perspectivas de la transición energética de DNV GL, la tecnología revoluciona la combinación de energías, pero las políticas no consiguen seguir el ritmo (Graphic: Business Wire)

LONDRES--()--La transición energética impulsada por la tecnología, a una escala y velocidad asombrosas, dará como resultado una rápida descarbonización de la combinación energética, con casi la mitad de nuestras necesidades energéticas cubiertas por energías renovables para 2050, según el último informe. La reducción de los costos de la tecnología y las fuerzas del mercado impulsan la transición, pero sin una intervención política audaz estaremos muy por debajo de los objetivos climáticos de París. Estos son algunos de los resultados de la tercera edición del informe Energy Transition Outlook (ETO), que, gracias a la independencia y experiencia técnica de DNV GL, se ha convertido en una voz respetada en materia de pronóstico de nuestro futuro energético.

La velocidad de la transición queda demostrada por una serie de hitos en la próxima década. El petróleo alcanzará su punto máximo a mediados de 2020, el gasto de capital (CAPEX) en redes y energías renovables superará al de los combustibles fósiles en 2025, el gas natural superará al petróleo como la mayor fuente de energía en 2026, y en 2030 comenzará a disminuir la cantidad de energía producida, incluso en un mundo con un producto bruto interno creciente.

La electrificación transformará la forma en que se produce y consume la energía. A mediados de siglo, el 40 % de la demanda energética final se cubrirá con electricidad (frente al 19 % en 2017), de la cual el 63 % se generará mediante energía solar fotovoltaica y eólica. La electrificación también tiene un efecto extraordinario en el transporte por carretera, y para el año 2032 la mitad de las ventas de coches nuevos a nivel mundial serán de tracción eléctrica. La eficiencia intrínseca de los motores eléctricos significa que, a pesar de la expansión del 75 % de la flota mundial de vehículos para 2050, el transporte por carretera utilizará menos energía en 2050 que en la actualidad.

«La tecnología existente puede ofrecer el futuro que deseamos, lo que incluye el cumplimiento del objetivo de 1,5 °C establecido en el Acuerdo de París. Hasta ahora, el apoyo a la transición energética ha sido demasiado esporádico. Por ejemplo, el apoyo alemán, japonés y chino a la industria solar ha sido vital para transformar su combinación energética, y la aceptación de los vehículos eléctricos por parte de Noruega y China ha sido rápida gracias al apoyo gubernamental. Necesitamos una política generalizada de apoyo a las tecnologías emergentes, y que se mantenga el compromiso en la fase de desarrollo para acelerar la transición energética», sostuvo Remi Eriksen, presidente del grupo y director ejecutivo de DNV GL.

Existe la tecnología para alcanzar el objetivo de París, pero hace falta establecer políticas que promuevan una mayor eficiencia energética, más energías renovables y la captura y el almacenamiento de carbono a escala industrial. DNV GL ha propuesto diez medidas que podrían implementarse para limitar el calentamiento global. Estas acciones incluyen: inversión anual de 1,5 billones de dólares para ampliar y reforzar las redes de energía, multiplicar por 8 la producción de energía renovable para 2030 y multiplicar por 50 la fabricación de baterías para los 50 millones de vehículos eléctricos que se necesitan cada año, también para 2030. Si seguimos como hasta ahora, las emisiones de CO2 alcanzarán su punto máximo en 2025 y serán aproximadamente la mitad del nivel actual a mediados de siglo, lo que indica un calentamiento de 2,4 grados para finales de siglo.

Los responsables políticos pueden dejarse cautivar por la asequibilidad de la transición energética. El gasto mundial en energía representa actualmente el 3,6 % del PBI, pero descenderá hasta el 1,9 % en 2050. Esto se debe a una disminución del gasto en combustibles fósiles y al aumento de la electrificación eficiente y de bajo costo, que se traduce en ahorros operativos que compensan con creces el elevado e incesante gasto de capital en redes. Esto queda reflejado en la disminución de la intensidad energética (la cantidad de energía requerida por unidad de PBI) que mejorará en un 2,4 % anual hasta 2050. En el futuro, la intensidad energética disminuye más rápidamente que el crecimiento de la economía mundial, lo que lleva a un pico en la demanda global de energía para el año 2030. En ese momento, la humanidad comenzará a usar menos energía.

--FIN--

Descargar el informe

Descargar imágenes

Descargar datos del modelo de ETO

Acerca de DNV GL

DNV GL es una compañía global de aseguramiento de la calidad y gestión de riesgos. Impulsados por nuestro propósito de salvaguardar la vida, la propiedad y el medioambiente, ayudamos a nuestros clientes avanzar en la seguridad y sostenibilidad de sus negocios. Con operaciones en más de 100 países, nuestros profesionales se dedican a ayudar a los clientes de los sectores marítimo, petrolero y gasífero, energético y de energías renovables, entre otros, a hacer del mundo un lugar más seguro, inteligente y ecológico.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Director de relaciones con la prensa
Peter Lovegrove
peter.lovegrove@dnvgl.com
+47 40904294

Contacts

Director de relaciones con la prensa
Peter Lovegrove
peter.lovegrove@dnvgl.com
+47 40904294