Los niños ricos con puntajes de pruebas más bajos tienen un 71% de probabilidad de ser adultos ricos a la edad de 25 años, en comparación con una probabilidad de solamente 31% para los niños pobres con puntajes de pruebas más altos, según un nuevo…

Ya en el jardín de infantes, los factores raciales y étnicos le han otorgado a los blancos y asiáticos con iguales talentos, ventajas ambientales por sobre los negros y los latinos

WASHINGTON--()--

Los niños ricos con puntajes de pruebas más bajos tienen un 71% de probabilidad de ser adultos ricos a la edad de 25 años, en comparación con una probabilidad de solamente 31% para los niños pobres con puntajes de pruebas más altos, según un nuevo informe de la Universidad de Georgetown

La gran división de los jóvenes más talentosos en los que tienen y los que no tienen comienza mucho antes de la universidad, de acuerdo con un nuevo informe del Centro en Educación y la Fuerza de Trabajo (en inglés, CWE) de la Universidad de Georgetown en asociación con la Fundación Annie E. Casey. Nacidos para ganar, escolarizados para perder: Por qué los estudiantes con iguales talentos no tienen las mismas posibilidades de ser todo lo que pueden llegar a ser descubre que a los jóvenes desfavorecidos más talentosos no les va tan bien como a los jóvenes aventajados menos talentosos. Un niño de una familia en el cuartil más alto del Estado Socioeconómico (en inglés, SES) que tiene puntajes de prueba bajos en el jardín de infantes tiene una probabilidad de 71% de estar en el SES por encima de la media a los 25 años. Sin embargo, un niño de una familia de SES bajo con puntajes de pruebas altos, solamente tiene 31% de probabilidad y alcanzará un SES por encima de la media para los 25 años de edad.

Esta disparidad es incluso más severa por raza. Los niños negros (51%) y latinos (46%) en décimo grado con puntajes dentro de la mitad superior de la escala en matemática tienen más probabilidad de obtener un título de grado universitario dentro de los 10 años, que sus pares con puntajes dentro de la mitad inferior de la escala (23% y 22%, respectivamente). Pero, aún así, tienen menos probabilidad de obtener un título universitario de grado que los jóvenes blancos (62%) y asiáticos (69%) en décimo grado con puntajes en la mitad superior de la escala.

“Para tener éxito en Estados Unidos, es mejor nacer rico que inteligente”, dijo Anthony P. Carnevale, director del CEW y autor principal del informe.

Las personas de todas las capacidades y antecedentes tropiezan en sus trayectorias académicas. Pero los estudiantes aventajados tienen redes de seguridad que los mantienen en el camino mientras sus pares menos aventajados no, y como resultado, tienen más probabilidad de quedar retrasados. Entre los niños con potencial académico similar en el jardín de infantes, los puntajes de pruebas de los estudiantes económicamente desfavorecidos tienen más probabilidad de disminuir y permanecer bajos durante la escuela primaria, media y secundaria que los puntajes de pruebas de sus pares de alto SES.

“El hecho de que los puntajes de pruebas de los niños tengan altibajos a los largo del tiempo demuestra que hay espacio para la intervención”, dijo Megan L. Fasules, profesora de investigación adjunta y coautora del informe. “Con cambios inteligentes en la política, la educación puede mitigar los efectos de la desigualdad”.

Hay buenas noticias. Los estudiantes de las familias de bajo SES que muestren una promesa académica tienen probabilidades más altas de éxito, en particular si mantienen puntajes altos en matemática en la escuela secundaria. Si están en la mitad superior de la escala en las evaluaciones de matemática en la escuela secundaria, los alumnos de décimo grado de familias en el cuartil más bajo del SES tienen el doble de probabilidad de alcanzar la mitad superior del SES como adultos jóvenes.

La mala noticia es que incluso los estudiantes pobres talentosos que finalizan la escuela secundaria y la universidad no pueden seguir el ritmo de los estudiantes ricos en el mercado laboral, independientemente de su éxito académico. Los alumnos en jardín de infantes con los mejores puntajes de familias con SES bajo que obtienen títulos en la universidad tienen una probabilidad de 76% de alcanzar un SES alto a los 25 años, en comparación con una probabilidad del 91% entre los pares de bajos puntajes y alto SES que obtienen títulos universitarios.

La brecha de oportunidades entre los que tienen SES más bajo y más alto puede reducirse. Las mejores oportunidades de nivelar el campo de juego radican en la estructura educativa. Pero para ayudar a que esto se haga realidad, los legisladores deben considerar varias opciones:

   
1. La intervención temprana en la educación de la infancia aumenta las probabilidades de éxito, pero aún así, no es suficiente.
2. Intervenciones académicas continuas hasta K–12.
3. Mejorar y extender la orientación en la escuela secundaria para que más estudiantes tengan la información y los respaldos sociales que necesitan para la transición de la escuela secundaria a la educación y capacitación terciarias.
4. Asegurarse de que los estudiantes con bajo SES, que tienen exposición limitada a una trayectoria hacia la educación y una carrera, obtengan lo máximo de su educación, se integren a la exploración de una carrera y se les provea acceso a una experiencia laboral de alta calidad en los niveles de educación secundaria y universitaria.
 

Otros hallazgos:

  • Las familias con SES más alto gastan casi cinco veces más en actividades enriquecedoras que las familias con SES más bajos.
  • Casi todos los niños de las familias con SES más alto tienen al menos un progenitor con alguna educación terciaria, en comparación con menos de un tercio de los niños de las familias con el SES más bajo.
  • Independientemente del SES, los niños negros en jardín de infantes con puntajes en la mitad superior de la escala tienen más probabilidad que otros niños de jardín de infantes de tener puntajes de matemática en la mitad inferior de la escala que los alumnos en octavo grado.
  • Los alumnos que cursan el décimo grado de familias en el cuartil de SES más bajo tienen la mitad de probabilidades que sus pares con SES más alto de obtener un título universitario de grado para los 25 años, aun cuando sus puntajes de pruebas sugieran que están igualmente preparados.

Para ver el informe completo y un video que destaca los hallazgos clave, visite cew.georgetown.edu/Schooled2Lose.

El Centro en Educación y la Fuerza de Trabajo de la Universidad de Georgetown es un instituto independiente, de investigación sin fines de lucro y políticas que estudia el nexo entre los objetivos individuales, educación y currícula de capacitación y caminos profesionales. El CEW está afiliado a la Escuela de Políticas Públicas McCourt de la Universidad de Georgetown. Para más información, visite cew.georgetown.edu. Síganos en Twitter @GeorgetownCEW, Facebook, YouTube y LinkedIn.

Nota: El SES familiar se determina teniendo en cuenta los ingresos familiares, los logros educativos y el prestigio ocupacional de los padres (una medida de posición social, poder y capacidad de sus salarios). Además, los puntajes estandarizados en matemática se utilizan como medida de logro académico ya que los datos analizados no incluyeron los puntajes de lectura del décimosegundo grado. Sin embargo, los datos sobre puntajes de lectura indican tendencias similares.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Hilary Strahota
202-687-4703
hs779@georgetown.edu

Contacts

Hilary Strahota
202-687-4703
hs779@georgetown.edu