AHF Llama a la Acción por la Salud Global antes de la Cumbre del G20 de Noviembre

Junto con el Civil 20 que comienza hoy en Argentina, AHF ofrece recomendaciones para los desafíos de salud más apremiantes a nivel mundial.

BUENOS AIRES, Argentina--()--AIDS Healthcare Foundation (AHF), la mayor organización mundial del SIDA que opera en 39 países, actualmente asiste al Civil 20, un grupo de participación de la sociedad civil que brinda recomendaciones de política a los líderes del G20.

El Civil 20 se reúne del 4 al 5 de abril en Buenos Aires y es el primer paso para prepararse para la cumbre del C20 de agosto, donde las principales organizaciones de la sociedad civil del mundo redactarán una declaración de prioridades y recomendaciones sobre diversos aspectos del desarrollo global, incluida la salud, que se presentarán en el G20, en noviembre.

El VIH/SIDA no es más que uno de los muchos problemas urgentes de salud que los gobiernos están dejando de lado. En respuesta a ello, AHF ha redactado una declaración para los líderes del C20 y del G20 en la que les pide que actúen ahora y en la que recomienda un camino a seguir para los desafíos más apremiantes en el ámbito de la salud pública mundial. Las medidas inmediatas son fundamentales para evitar perder el valioso progreso logrado hasta ahora en la lucha contra el VIH, así como un futuro irremediablemente deprimente en general si el estado actual de las cosas no cambia.

El G20 tiene más poder para generar un impacto en el desarrollo internacional que cualquier otro organismo global. Colectivamente, el G20 representa el 85 % del producto mundial bruto, el 80 % del comercio mundial y aproximadamente la mitad del área terrestre mundial. Debido a su poder económico y a su influencia política, las políticas de salud desarrolladas por el G20 pueden marcar el rumbo para el resto del mundo a la hora de abordar las amenazas sanitarias mundiales existentes y emergentes.

Bajo la presidencia de Argentina, los líderes del G20 se reunirán, a fines de noviembre de 2018, en Buenos Aires. Esta cumbre es una oportunidad para que los líderes mundiales reafirmen su compromiso de poner fin a la epidemia del SIDA y para abordar los desafíos mundiales relacionados con la salud pública.

El Gobierno de Argentina ha delineado los principales puntos de prioridad para la presidencia del G20, con el enfoque principal en abordar la brecha social y económica que continúa ampliándose con el ritmo acelerado de la innovación tecnológica y la automatización. Sin duda, este problema merece atención, pero es importante señalar que la brecha digital se ve agravada por cuestiones más fundamentales y no resueltas que el simple acceso a las últimas tecnologías y a los conocimientos necesarios para su desarrollo y uso.

Anualmente, un millón de mujeres, niños y hombres mueren por causas relacionadas con el SIDA, el equivalente de una gran ciudad que es aniquilada cada año por una enfermedad crónica que ahora es tratable y prevenible. Desde un punto de vista socioeconómico, la pérdida de vidas en esta escala, particularmente entre las personas en la flor de la vida, representa el derroche de un potencial humano inestimable para innovar, construir comunidades, formar familias y mejorar el mundo en muchas otras facetas de la existencia humana.

Mientras que el SIDA aparece en los titulares con mucha menos frecuencia hoy, la magnitud de su impacto continuo es asombrosa. Según los últimos cálculos disponibles, de 30,8 millones a 43 millones de personas viven con VIH en todo el mundo, con aproximadamente 1,8 millones de personas infectadas por última vez cada año.1 Muchos en esas estadísticas desconocen su estado y, por lo tanto, no pueden tomar los pasos necesarios para evitar una mayor transmisión. A pesar de los avances en los métodos de tratamiento y de prevención, la tasa de nuevas infecciones ha disminuido en solo un 11 % desde 2010, demasiado lentamente para controlar el SIDA.

Al mismo tiempo, los desembolsos del gobierno de los donantes a los países de ingresos bajos y medianos para luchar contra el SIDA han disminuido constantemente a 7 mil millones de USD en 2016, después de alcanzar un máximo de 8,6 mil millones de USD en 2014. La financiación combinada de los gobiernos y las fuentes nacionales se ha mantenido prácticamente estable desde 2012 a un promedio anual de aproximadamente 19 mil millones de USD.2

Como lo demuestran las cifras epidemiológicas y financieras, el mundo parece estar atascado con la respuesta al SIDA. A menos que se tomen medidas para revigorizar y financiar completamente las prioridades más urgentes de salud pública mundial, la brecha económica y tecnológica mundial seguirá creciendo, lo que amplificará el riesgo de inestabilidad mundial, inestabilidad social y disminución del desarrollo económico.

Con esto en mente, como parte del diálogo entre el C20 y el G20, AIDS Healthcare Foundation (AHF) hace un llamado a los representantes de los estados miembro para que acuerden e implementen pasos concretos, a fin de abordar los siguientes desafíos mundiales de salud pública:

  1. Al declinar los fondos para la salud mundial,
    los países del G20 deberán aumentar las contribuciones al Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria y, en términos más generales, exigir compromisos bilaterales y multilaterales sólidos con ayuda exterior para la salud pública. La disminución en el financiamiento de salud global no deberá ser lo nuevo normal.
  2. Fijación de precios y monopolios de patentes no asequibles
    En muchos países con una historia de oposición de patentes y fuerte apoyo a los medicamentos genéricos, el acceso a medicamentos asequibles está amenazado por los monopolios de patentes. El G20 deberá comprometerse a proteger el derecho de todos los países a invocar las flexibilidades de los TRIPS y a apoyar la eliminación de las barreras comerciales para la importación y la producción nacional de medicamentos esenciales en todos los países de ingresos medios y bajos.
  3. Implementación lenta de la estrategia Test and Treat (Prueba y tratamiento)
    En ausencia de una cura o de una vacuna efectiva para el VIH, la manera más efectiva de controlar la epidemia del SIDA es brindar servicios de pruebas y de tratamiento del VIH a la mayor cantidad de gente posible. Test and Treat ha sido ampliamente adoptado, pero la implementación se está quedando atrás, particularmente en las pruebas.
  4. Resistencia a los antimicrobianos
    La resistencia a los antimicrobianos representa una tremenda amenaza para la salud pública mundial. Con la aparición de muchos agentes patógenos resistentes a los medicamentos, tales como la gonorrea, la tuberculosis y otros, el riesgo de pandemias imparables crece constantemente. El mundo debe abordar este problema aumentando significativamente la inversión en investigación y en preparación para los brotes.
  5. Enfermedades tropicales desatendidas
    Como se demostró en el brote de ébola de 2014, ignoramos las enfermedades tropicales desatendidas a nuestro propio riesgo. El costo de no estar preparado para un brote inevitable en un mundo interconectado podría significar la pérdida de millones de vidas, las graves interrupciones de los viajes, y el comercio a nivel mundial y los costos duraderos de la reconstrucción de las comunidades afectadas.

Los países del G20 representan miles de millones de dólares en actividad económica cada año. En contraste, la implementación exitosa de la intervención necesaria para abordar los desafíos urgentes de salud pública descritos anteriormente requeriría solo una inversión mínima de varios miles de millones adicionales a lo que ya está asignando, una suma modesta que se amortizaría y produciría beneficios sustanciales para la economía mundial en términos de capital, de interrupciones económicas reducidas y de un mundo más saludable para todos.

Ya que esta es una inversión que vale la pena hacer, hacemos un llamado al G20, bajo el liderazgo de Argentina, para que incorpore compromisos que aborden estos desafíos en el análisis en la cumbre del G20 en Buenos Aires en noviembre, para luego incluirlos en la declaración de la cumbre.

AIDS Healthcare Foundation (AHF), la mayor organización mundial de lucha contra el SIDA, actualmente proporciona atención o servicios médicos a más de 889 000 personas en 39 países a nivel mundial, en Estados Unidos, África, América Latina y el Caribe, la región de Asia-Pacífico y Europa Oriental. Para conocer más sobre la AHF, visite nuestro sitio web: www.aidshealth.org, encuéntrenos en Facebook: www.facebook.com/aidshealth y síganos en Twitter @aidshealthcare.

1 ONUSIDA Hoja de datos 2016, http://www.unaids.org/en/resources/fact-sheet

2 Informe de la Kaiser Family Foundation sobre los desembolsos del gobierno de donantes para el VIH en 2016, https://www.kff.org/slideshow/international-aids-assistance/

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE ARGENTINA:
Dr. Miguel Pedrola, Gerente del Programa de País, AHF Argentina
+54 9 3462 62 3267
miguel.pedrola@aidshealth.org
o
CONTACTO CON LOS MEDIOS DE LOS EE. UU.:
Ged Kenslea, Director Sénior, Comunicaciones, AHF
+1.323.308.1833 oficina
+1.323.791.5526 celular
gedk@aidshealth.org
o
Denys Nazarov, Director de Política y Comunicación Global, AHF
+1 323.308.1829
denys.nazarov@aidshealth.org

Contacts

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE ARGENTINA:
Dr. Miguel Pedrola, Gerente del Programa de País, AHF Argentina
+54 9 3462 62 3267
miguel.pedrola@aidshealth.org
o
CONTACTO CON LOS MEDIOS DE LOS EE. UU.:
Ged Kenslea, Director Sénior, Comunicaciones, AHF
+1.323.308.1833 oficina
+1.323.791.5526 celular
gedk@aidshealth.org
o
Denys Nazarov, Director de Política y Comunicación Global, AHF
+1 323.308.1829
denys.nazarov@aidshealth.org