ILSA, al usar CO2 supercrítico, extrae concentrados con un alto contenido natural de triacontanol de las fabáceas

El mercado global de productores de bioestimulantes, granjeros y el medio ambiente se beneficiarán con ello

VICENZA, Italia--()--ILSA, un productor italiano de fertilizantes orgánicos de nitrógeno y productos especiales para la bioestimulación de plantas, ha celebrado el primer quintal de concentrado de triacontanol natural extraído de las fabáceas, producido a través de la nueva planta de extracción con CO2 supercrítico. ILSA, la única empresa del mundo que usa esta tecnología en agricultura, usa triacontanol natural como base para producir bioestimulantes para cultivos. Una vasta literatura científica y casi quince años de experimentos realizados en el centro de investigaciones de la empresa son prueba de la eficacia de esta molécula derivada de una planta. Esta meta es compartida por la empresa con sus socios científicos, primeramente con el departamento DAFNAE de la Universidad de Padua (Departamento de Agronomía, Animales, Alimentos, Recursos Naturales y Medioambiente). El apoyo público también es estratégico, al haber asegurado fondos por casi 8 millones de euros en los últimos diez años, recibidos para proyectos de investigación muy innovadores que pretenden obtener moléculas de plantas bioactivas capaces de hacer plantas más fuertes y resistentes, mientras que a la vez se respeta el medio ambiente y la salud de los seres humanos. Gracias a la tecnología de CO2 supercrítica, hoy la empresa puede obtener un concentrado de triacontanol de origen natural (por lo tanto, no sintético) que era impensable hasta ayer. Esto también permitirá el desarrollo en el mercado industrial de productores de bioestimulantes.

En enero de 2016, ILSA lanzaron 20 nuevos productos con triacontanol que forman parte del programa Viridem, que reúne todos los esfuerzos de investigación para producir bioestimulantes derivados de plantas. “Nuestros productos están diseñados teniendo en cuenta las necesidades individuales de cultivos específicos, incluso en latitudes diferentes –explica el director de ILSA, Paolo Girelli–; trabajamos en 35 países de todo el mundo y nuestras cabezas de puentes son las universidades con las que celebramos acuerdos de colaboración para poner a prueba la eficacia de nuestros productos, antes de colocarlos en sus respectivos mercados y ambientes. La tecnología CO2 supercrítica nos permite extraer moléculas bioactivas muy puras capaces de evitar y contrastar el daño causado por situaciones de estrés que, cada vez más, afectan a los cultivos.” Esto asegurará un mayor ingreso para los granjeros, a la vez que se respeta el medioambiente, y una mayor producción de cultivos para el mismo terreno cultivado.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

ILSA
Marco Tazzoli
Responsable de ventas
mtazzoli@ilsagroup.com
IT +39 0444 452020
o
RR.PP. Alessandra Plichero
a.plichero@beatriceonline.eu
Reino Unido: +44 7864955507

Contacts

ILSA
Marco Tazzoli
Responsable de ventas
mtazzoli@ilsagroup.com
IT +39 0444 452020
o
RR.PP. Alessandra Plichero
a.plichero@beatriceonline.eu
Reino Unido: +44 7864955507