Moody’s adquiere Equilibrium

NUEVA YORK--()--Moody’s Corporation (NYSE:MCO) anunció hoy que ha acordado adquirir Equilibrium, proveedor líder de servicios de calificación e investigación crediticia en Perú y otros países de Latinoamérica.

Con sede en Perú, Equilibrium fue creada en 1996. Tras la adquisición, Equilibrium continuará emitiendo calificaciones internas en Perú y Panamá con un proceso independiente de comité de análisis y calificación. Renzo Barbieri seguirá dirigiendo las operaciones de Equilibrium tras la adquisición.

“Equilibrium goza de una muy buena reputación debido a la calidad de sus calificaciones e investigación crediticias y al amplio alcance de su cobertura analítica”, señaló Raymond McDaniel, President - Chief Executive Officer de Moody's. “Esta adquisición posiciona a Equilibrium para satisfacer las necesidades cada vez mayores de los emisores e inversores en toda Latinoamérica, a la vez que incrementa la presencia de Moody’s en este mercado dinámico y en expansión”.

Equilibrium y Moody’s Investors Service han suscripto un contrato de servicios técnicos desde 2007, por el cual Moody's le ha proporcionado asistencia técnica a Equilibrium, basada en sus técnicas de análisis crediticio reconocidas a nivel mundial para empresas, gobiernos, instituciones financieras y finanzas estructuradas.

Se prevé que la adquisición finalice en el segundo trimestre de 2015, sujeta a la aprobación de las autoridades regulatorias. No se estima que tenga un impacto en las ganancias por acción de Moody’s en 2015 y se financiará mediante la combinación de dólares estadounidenses y efectivo en caja internacional. No se adquirirán las operaciones de Equilibrium en El Salvador; no se revelaron los demás términos de la transacción.

ACERCA DE MOODY’S CORPORATION

Moody's es un componente esencial de los mercados mundiales de capital y se especializa en calificaciones, investigación, instrumentos y análisis crediticios que contribuyen a la transparencia de los mercados financieros integrados. Moody's Corporation (NYSE: MCO) es la casa matriz de Moody's Investors Service, que proporciona calificaciones e investigaciones crediticias que abarcan instrumentos de deuda y valores, y también de Moody's Analytics, que ofrece software de avanzada, servicios de consultoría e investigación para el análisis crediticio y económico, además de gestión de riesgos financieros. La empresa, que informó ingresos por 3.300 millones de dólares estadounidenses en 2014, emplea a aproximadamente 9.900 personas en todo el mundo y tiene presencia en 33 países. Más información disponible en www.moodys.com.

Declaración de Salvaguardia (“Safe Harbor”) bajo la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995

Ciertas declaraciones contenidas en este comunicado son declaraciones prospectivas y están basadas en expectativas, planes y prospectos futuros para el negocio y las operaciones de la Compañía, que involucran riesgos e incertidumbres. Las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado son hechas a la fecha contenida en este documento, y la Compañía se exonera de cualquier deber de complementar, actualizar o revisar dichas declaraciones en adelante, ya sea como consecuencia de acontecimientos posteriores, cambios en las expectativas o cualquier otra causa. En relación con las disposiciones de salvaguardia (“safe harbor”) previstas en la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995, la Compañía ha identificado ejemplos de factores, riesgos e incertidumbres que podrían ocasionar que los resultados reales difieran, inclusive materialmente, de aquellos expuestos en estas declaraciones prospectivas. Dichos factores, riesgos e incertidumbres incluyen, sin limitación, las actuales alteraciones en los mercados crediticios a nivel mundial y la desaceleración económica, lo cual está afectando y puede continuar afectando el volumen de la deuda y demás valores emitidos en mercados de capitales locales y/o globales; otras materias que podrían afectar el volumen de la deuda y demás valores emitidos en mercados de capital locales y/o globales, incluyendo asuntos vinculados a la calidad de los créditos, cambios en las tasas de interés y otras formas de volatilidad en los mercados financieros; el nivel de actividad de las fusiones y adquisiciones en los Estados Unidos y en el extranjero; la eficacia incierta y las posibles consecuencias colaterales de las iniciativas gubernamentales en Estados Unidos y en el extranjero para responder a las actuales alteraciones en los mercados crediticios a nivel mundial y la desaceleración económica; preocupaciones en los mercados que afectan nuestra credibilidad o afectan de cualquier otra manera las percepciones del mercado en torno a la integridad o la utilidad de clasificaciones efectuadas por empresas clasificadoras independientes; la introducción de productos o tecnologías competidoras por parte de otras empresas; presión en los precios por parte de competidores y/o clientes; el nivel de éxito en el desarrollo de nuevos productos y la expansión global; el impacto de la regulación como una organización de clasificación estadística nacionalmente reconocida, la posibilidad de nuevas normativas de los Estados Unidos, estatales o locales, incluyendo disposiciones de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor (la “Ley de Reforma Financiera”) y las normativas que de ella se derivan; la posibilidad de un incremento en la competencia y la regulación en la Unión Europea y demás jurisdicciones extranjeras; la exposición a litigios vinculados a nuestras clasificaciones, así como cualquier otro litigio al que la Compañía se encuentre sujeta de tiempo en tiempo; disposiciones en la Ley de Reforma Financiera que modifican los estándares de demanda, y normativa en la Unión Europea que modifica los estándares de responsabilidad, aplicables a empresas clasificadoras de riesgo de una forma desventajosa; disposiciones en la normativa de la Unión Europea que imponen requisitos procedimentales o sustantivos adicionales relativos a la fijación del precio de los servicios; la posible pérdida de empleados clave; fallas o anomalías de nuestras operaciones e infraestructura; cualquier vulnerabilidad a amenazas virtuales y cualquier otro asunto de seguridad virtual; el resultado de cualquier revisión efectuada por autoridades tributarias supervisoras sobre las iniciativas de planificación tributaria de la Compañía; el resultado de dichos asuntos tributarios sucesorios y contingencias legales vinculados a la Compañía, sus antecesores y sus compañías afiliadas por los cuales la Compañía ha asumido parte de la responsabilidad financiera; el impacto de fusiones, adquisiciones y demás combinaciones de negocios, y la capacidad de la Compañía para integrar exitosamente los negocios adquiridos; la volatilidad en la moneda y el cambio de divisas; el nivel de flujos de caja futuro; los niveles de inversión en capital; y una reducción en la demanda de herramientas de administración de riesgo crediticio por parte de instituciones financieras. Estos factores, riesgos e incertidumbres, así como otros riesgos e incertidumbres que podrían ocasionar que los resultados reales de la Compañía difieran materialmente de aquellos contemplados, expresados, proyectados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas se encuentran descritos con mayor detalle en la sección “Factores de Riesgo” de la Parte I, Item 1A, de la Memoria Anual de la Compañía en Formulario 10-K, para el año finalizado el 31 de diciembre de 2014, y en otros documentos presentados por la Compañía de tiempo en tiempo ante la SEC, o en materiales que hayan sido ahí incorporados. Se advierte a los accionistas e inversionistas que la ocurrencia de cualquiera de estos factores, riesgos e incertidumbres puede originar que los resultados reales de la Compañía difieran materialmente de aquellos contemplados, expresados, proyectados, anticipados o implícitos en las declaraciones prospectivas, lo cual podría tener un efecto material y adverso en los negocios, resultados de operaciones y condición financiera de la Compañía. Nuevos factores pueden surgir de tiempo en tiempo, y no es posible para la Compañía predecir dichos nuevos factores, ni evaluar el potencial efecto de los mismos.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Moody’s Corporation
PRENSA:
Eduardo Barker, 212-553-7717
Vice President
Communications
eduardo.barker@moodys.com
o
RELACIONES CON LOS INVERSORES:
Salli Schwartz, 212-553-4862
Director mundial de relaciones con los inversores
sallilyn.schwartz@moodys.com

Contacts

Moody’s Corporation
PRENSA:
Eduardo Barker, 212-553-7717
Vice President
Communications
eduardo.barker@moodys.com
o
RELACIONES CON LOS INVERSORES:
Salli Schwartz, 212-553-4862
Director mundial de relaciones con los inversores
sallilyn.schwartz@moodys.com