Moody’s adquiere la propiedad total de Copal Amba

NUEVA YORK--()--Moody's Corporation (NYSE: MCO) anuncia que acaba de llegar a un acuerdo para adquirir las acciones restantes de Copal Amba. Moody’s es actualmente un accionista mayoritario de Copal Amba, que se formó a través de las adquisiciones de Copal Partners en 2011 y Amba Investment Services en 2013.

Copal Amba, líder en el mercado de la Externalización de Procesos de Conocimiento (EPC), ofrece servicios globalizados de investigación, analítica e inteligencia de negocios para los sectores financiero y empresarial. Entre sus clientes figuran instituciones financieras internacionales, empresas de Fortune 100, bancos de inversión de servicios especializados y gestores de activos.

«Copal Amba ha tenido un fuerte impulso desde su creación y ha ampliado su penetración en mercados en crecimiento en materia de externalización de servicios de investigación, analítica e inteligencia de negocios financieros», comentó Linda S. Huber, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera de Moody’s.

No se espera que la adquisición de las acciones restantes, que se financiarán con recursos internacionales en efectivo, afecte a las ganancias por acción de Moody’s en 2014. No se han dado a conocer las condiciones financieras de la transacción, cuya finalización está prevista para el cuarto trimestre de 2014.

ACERCA DE MOODY’S CORPORATION

Moody's es un componente esencial de los mercados mundiales de capital: brinda calificaciones, investigación, instrumentos y análisis crediticios que contribuyen a la transparencia de los mercados financieros integrados. Moody’s Corporation (NYSE: MCO) es la casa matriz de Moody's Investors Service, que proporciona calificaciones e investigaciones crediticias que abarcan los instrumentos de deuda y valores, así como de Moody's Analytics, que ofrece software de avanzada, servicios de consultoría e investigación para el análisis crediticio y económico, además de gestión de riesgos financieros. La empresa, que informó ingresos por 3000 millones de dólares en 2013, emplea a unas 9500 personas en todo el mundo y tiene presencia en 33 países. Para más información, visite: www.moodys.com.

Declaración «Safe Harbor» de la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995

Ciertas afirmaciones contenidas en el presente comunicado son declaraciones prospectivas y se basan en expectativas, planes e intenciones futuros sobre el negocio y las operaciones de Moody’s que implican una serie de riesgos e incertidumbres. Las perspectivas de Moody’s para 2014 y demás declaraciones prospectivas que aparecen en este comunicado corresponden al 30 de septiembre de 2014, y la empresa no asume obligación alguna de complementar, actualizar o revisar tales declaraciones prospectivas, ya sea como resultado de desarrollos posteriores, de la modificación en las expectativas o de otro tipo. De conformidad con los términos de las disposiciones de garantía de protección legal «safe harbor» de la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995 (Private Securities Litigation Reform Act of 1995), la empresa identifica ciertos factores que podrían ocasionar que los resultados reales difirieran, quizás materialmente, de los indicados en estas declaraciones prospectivas. Entre estos factores, riesgos e incertidumbres se incluyen, a título meramente enunciativo, las perturbaciones actuales en los mercados de crédito y la desaceleración económica mundiales, que están afectando y podrían seguir afectando el volumen de la deuda y otros valores emitidos en mercados de capital nacionales y/o globales; otras cuestiones que podrían afectar el volumen de la deuda y los títulos emitidos en mercados de capitales nacionales y/o globales, como las cuestiones de calidad del crédito, los cambios en las tasas de interés y la volatilidad de los mercados financieros; el nivel de actividad de fusiones y adquisiciones en Estados Unidos y en el extranjero; la eficacia y las posibles consecuencias colaterales inciertas de las iniciativas de Estados Unidos y de los gobiernos extranjeros para responder a las perturbaciones actuales en los mercados de crédito y la ralentización económica; las preocupaciones en el mercado que afectan la credibilidad o la percepción del mercado de la integridad o utilidad de las calificaciones de las agencias independientes; la introducción de tecnologías o productos competidores por parte de otras empresas; la presión sobre los precios que ejerce la competencia y/o los clientes; el nivel de éxito del desarrollo de nuevos productos y la expansión global; el impacto de la normativa como un NRSRO, el potencial de las nuevas legislaciones y reglamentaciones locales y estatales de EE.UU., entre ellas las disposiciones de la Reforma Dodd-Frank de Wall Street y la Ley de Protección al Consumidor y los reglamentos previstos resultantes de la legislación; el posible aumento de la competencia y de la normativa en la U.E. y en otras jurisdicciones extranjeras; la exposición a litigios derivados de nuestras opiniones de calificación, así como cualquier otro litigio del que la empresa pueda ser objeto ocasionalmente; las disposiciones de la Ley Dodd-Frank que modifiquen las normas suplicantes, y las normativas de la U.E. que cambien las normas de responsabilidad, aplicables a las agencias de calificación de crédito en contra de los intereses de éstas; las disposiciones normativas de la U.E. que impongan nuevos requisitos fundamentales de procedimiento sobre el precio de los servicios; la posible pérdida de empleados importantes; las fallas o el mal funcionamiento de nuestras operaciones o infraestructura; cualquier vulnerabilidad a las amenazas informáticas u otras preocupaciones de seguridad cibernética; el resultado de cualquier revisión mediante el control de las autoridades fiscales de las iniciativas globales de planificación fiscal de la empresa; el resultado de esos asuntos fiscales y contingencias legales heredados que se relacionan con la empresa, sus antecesores y sus filiales sobre las cuales Moody’s haya asumido una parte de la responsabilidad financiera; el impacto de las fusione, adquisiciones u otras combinaciones empresariales y la capacidad de la empresa para integrar con éxito los negocios adquiridos; la moneda y la volatilidad cambiaria; los niveles de inversiones de capital; una disminución en la demanda de instrumentos de gestión de riesgo de crédito por parte de las instituciones financieras; y otros factores de riesgo como se describen en el Formulario 10-K del informe anual de la empresa para el ejercicio fiscal finalizado el 31 de diciembre de 2013 y en los otros documentos que la empresa presentó oportunamente ante la Comisión de Bolsa y Valores.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Michael Adler, 212-553-4667
Vicepresidente ejecutivo
Comunicaciones corporativas

michael.adler@moodys.com
o
Salli Schwartz, 212-553-4862
Directora global de relaciones con los inversores
sallilyn.schwartz@moodys.com

Contacts

Michael Adler, 212-553-4667
Vicepresidente ejecutivo
Comunicaciones corporativas

michael.adler@moodys.com
o
Salli Schwartz, 212-553-4862
Directora global de relaciones con los inversores
sallilyn.schwartz@moodys.com